LOS ALUMNOS AYUDAN A UN NIÑO DISCAPACITADO ASISTIR A LA ESCUELA

David Werner

En enero de 1995, PROJIMO (Programa de rehabilitación organizado por jóvenes discapacitados del oeste de México) organizó un taller de cuatro días para discutir la organización y los problemas de los pequeños programas comunitarios. Los participantes provenían de 13 programas diferentes en México y uno en Nicaragua. Una tarde, el animado taller, realizado bajo un laurel gigante, fue interrumpido por uno de los niños discapacitados que se alojaban en PROJIMO. Jesús se acercó al grupo de estudio en su silla de ruedas preguntando por Conchita, una de las coordinadoras de PROJIMO que participaba en el taller. El chico obviamente estaba angustiado.

“¡Este es el último día que voy a la escuela!” declaró Jesús

“¿Por qué?” Preguntó Conchita, rodando hacia él en su propia silla de ruedas.

“Porque el maestro es malo conmigo”, dijo Jesús. “Cuando le pregunto qué está escrito en la pizarra, se enoja y dice que estoy molestando a la clase”.

“¿Tu profesor no sabe que no puedes ver?” preguntó una de las participantes del taller, ella misma ciega.

“Se lo dije, pero es como si ella no me escuchara. O no me cree “, dijo Jesús. “¡Ella me trata como si fuera mi culpa, no puedo ver bien!”

Jesús, que tiene 13 años, tiene una discapacidad múltiple. Su vida no ha sido fácil. Nació con espina bífida, un defecto de la médula espinal que causa parálisis parcial y disminución de la sensibilidad en las extremidades inferiores. Con mucha ayuda de sus padres, a los tres años, Jesús aprendió a caminar, aunque torpemente. Luego, a los seis años, se cayó, se golpeó la cabeza y desarrolló meningitis. Esto lo dejó casi ciego y con rigidez muscular (espasticidad) que redujo el control de sus movimientos, incluso en sus brazos y manos. La rigidez disminuyó gradualmente y, con gran esfuerzo, el niño finalmente aprendió a caminar nuevamente, usando muletas y arrastrando los pies. Pero carente de sensación en los pies, desarrolló una llaga profunda en el pie. Esto condujo a una infección ósea crónica y diseminada que, a los siete años, resultó en la amputación de su pierna derecha por encima de la rodilla. Jesús volvió a gatear y gradualmente desarrolló contracturas de flexión de caderas y rodillas. Y al pasar largos períodos de tiempo sentado en sus glúteos insensibles, desarrolló grandes úlceras por presión crónica, hasta el hueso. Su falta de orina y control intestinal (también causada por la espina bífida) hizo que las llagas fueran difíciles de mantener limpias, y la condición empeoró gradualmente, año tras año.

A los 13 años, su madre trajo a Jesús de Mazatlán, donde vive la familia, a PROJIMO (en las estribaciones de la Sierra Madre, a unas 100 millas de distancia). Al examinar a Jesús, el equipo de PROJIMO pensó que podría aprender a caminar de nuevo si le pusieran una prótesis. Pero primero había que corregir sus contracturas de cadera y rodilla. Esto requeriría semanas o posiblemente meses de estiramiento gradual en una camilla. Acostarse boca abajo sobre la camilla también le quitaría la presión de la parte trasera y permitiría que las grandes úlceras por presión se curasen gradualmente. Entonces se hicieron arreglos para que Jesús se quedara en PROJIMO por un período prolongado.

La estancia de Jesús en Ajoya le brindó su primera oportunidad de asistir a la escuela. Aunque estaba asustado ante la idea de estar lejos de casa, el desafío de ir a la escuela lo excitó. Su madre y su hermana mayor ya le habían enseñado a leer las letras del alfabeto. Podía leerlos si estaban dibujados muy grandes y los sostenía a dos o tres pulgadas de su cara. Entonces Jesús estaba ansioso por ir a la escuela y mejorar sus habilidades de lectura. Comenzó con entusiasmo, asistiendo al principio en su camilla con ruedas.

Jesús es obviamente muy brillante y tiene una mente inquisitiva. A pesar de su deficiencia visual, aprendió tan rápido que en las primeras semanas pasó al segundo grado. Desafortunadamente, sin embargo, la maestra de segundo grado tuvo poca comprensión de sus necesidades especiales y consideraba al niño discapacitado más como una molestia que un desafío. Incapaz de leer la pizarra o sus libros, Jesús poco a poco se desanimó. “No sirve de nada”, se quejó Jesús. “Voy a abandonar la escuela. Quiero ir a casa.” Cuando, frente a los participantes del taller, Jesús anunció a Conchita que iba a abandonar la escuela, todo el grupo comenzó a discutir qué podrían hacer para ayudar al niño a ganar la voluntad y el coraje para continuar. Tres de los participantes del taller pertenecían a un programa para personas con discapacidad visual en el capital del estado, y uno de ellos era parcialmente ciego. Sugirieron una serie de ideas para ayudar a Jesús a aprender más fácilmente, y se ofrecieron a hablar con su maestro.

Entonces Ramona, la participante de Nicaragua, tuvo una idea excelente. “¿Por qué no intentamos una actividad de “Niño a Niño” con los niños de segundo grado, para ayudar a sus compañeros de clase y al maestro a comprender mejor el problema visual de Jesús y encontrar formas de ayudarlo con sus estudios?

“Niño a Niño” es una iniciativa internacional mediante la cual los niños en edad escolar, a través de actividades basadas en el descubrimiento, aprenden formas de ayudar a proteger la salud de otros niños o de otra manera ayudarlos, especialmente aquellos que son más jóvenes, enfermos o tienen necesidades especiales. Muchas de las actividades e ideas tempranas de “Niño a Niño” se desarrollaron en el Proyecto Piaxtla, el programa de atención primaria de salud dirigido por aldeanos que dio a luz a PROJIMO. Uno de los aldeanos locales, Martín Reyes, quien durante más de dos décadas trabajó como trabajador de salud y rehabilitación de los proyectos Piaxtla y PROJIMO, ahora trabaja con CISAS en Nicaragua, promoviendo el programa “Niño a Niño” en gran parte de América Latina. Hace cuatro años, él y David Werner ayudaron a llevar a cabo un programa de capacitación de “Niño a Niño” en Managua en el que Ramona, la actual participante del taller de Nicaragua, había colaborado. Un año después (en 1991), Ramona, que tiene una pierna paralizada por la poliomielitis, fue a México para aprender habilidades de rehabilitación basadas en la comunidad en PROJIMO. Al regresar a Nicaragua, lanzó un programa para personas discapacitadas en su ciudad natal en Nicaragua. Y como parte de su trabajo derehabilitación, Ramona ha involucrado activamente a niños en edad escolar y discapacitados en una variedad de actividades de “Niño a Niño”.

La mayoría de los participantes del taller no estaban familiarizados con el concepto de “Niño a Niño”, pero al escuchar a Ramona hablar de eso, querían aprender más. Los que trabajaban con personas ciegas estaban especialmente ansiosos por participar en una actividad de “Niño a Niño” con la clase de Jesús. Los coordinadores de PROJIMO obtuvieron permiso del Director de la escuela y del maestro de segundo grado para realizar la actividad la tarde siguiente.

La actividad de “Niño a Niño”

Ramona dirigió la actividad de niño a niño, y su espíritu entusiasta captó de inmediato la atención de los niños. Comenzó explicando un poco sobre “Niño a Niño”, presentó a los visitantes y luego les dijo a los niños que quería explorar con ellos cómo era estar ciego, o en parte ciego, como Jesús. Cuando ella dijo esto, todos los niños miraron a Jesús, quien estaba sentado en su silla de ruedas al costado del aula. Sintiendo su atención, se sentó importante y les devolvió la sonrisa.

Ramona pidió voluntarios para participar en un juego de roles. Dos niños desempeñaron el papel de alumnos ciegos. Otros dos se turnaban para desempeñar el papel de un alumno con discapacidad visual como Jesús. Y otros dos desempeñaron el papel de maestro de escuela. Los dos niños “ciegos” tenían pañuelos atados fuertemente sobre los ojos y no podían ver nada. Intentaron orientarse en el aula y seguir las instrucciones del “maestro”. Estos niños se toparon con cosas y se confundieron. Dijeron que era como tratar de encontrar su camino en una habitación oscura por la noche.

Los otros niños ayudaron dándoles pistas o guiándolos. Ellos también jugaron una mala pasada a uno de los chicos “ciegos”. El “maestro” le pidió al niño que buscara a una niña llamada Eliza y la trajera al frente de la clase. Sintiendo su camino, el niño con los ojos vendados se dirigió al asiento de Eliza. Pero cuando se acercó, Eliza rápidamente cambió de asiento con la chica a su lado. El niño con los ojos vendados tomó a la otra niña de la mano, la llevó hacia adelante y se la presentó a la maestra. “Aquí está Eliza”, dijo. “¿Estás seguro de que es Eliza?” preguntó el niño jugando al maestro. “¡Si!” dijo el chico. “Quítate la venda de los ojos y échale un vistazo”, dijo el “maestro”. El chico se la quitó y miró atónito a la chica que pensó que había sido Eliza. “¡Me engañaron!” el exclamó. Toda la clase se echó a reír.

Con otro niño jugando como maestro, el siguiente juego de roles involucraba a un niño con discapacidad visual. Para simular la discapacidad visual, la niña tenía una camisa de algodón sobre su cabeza. (Los facilitadores habían experimentado con diferentes paños hasta que encontraron uno que tenía una visión limitada similar al impedimento de Jesús). El “maestro” le pidió a la niña que leyera el libro, y la niña, sosteniéndolo a unos centímetros de su cara, solo podía leer las letras más grandes. Luego, el “maestro” escribió palabras en el pizarrón y le pidió a la niña “con discapacidad visual” que las leyera. La niña tuvo que ir hasta la pizarra para leer la palabra. Al hacer las letras mucho más grandes y oscuras, la clase aprendió que podía leer la palabra un poco más lejos. Pero todavía necesitaba estar muy cerca de la pizarra.

Después de este juego de roles con discapacidad visual simulada, otro “maestro simulado” le pidió a Jesús que leyera una palabra en el pizarrón. Jesús rodó hacia adelante, y para leer la palabra tuvo que agarrar los apoyabrazos de su silla de ruedas y levantarse de manera tal que su cara casi tocaba la palabra, que leyó con orgullo.

Después de ver la dificultad que tuvo Jesús, tanto desde el pizarrón como desde sus libros escolares, Ramona les preguntó a los niños de la escuela: “¿Pueden pensar en formas en que ustedes, los compañeros de clase de Jesús, puedan ayudarlo a comprender sus lecciones y sacar el máximo provecho de la escuela, a pesar de su discapacidad? A los niños se les ocurrió una gran variedad de sugerencias creativas. Estos incluyen:

  • Asegúrese de que Jesús se siente al frente de la clase, cerca del pizarrón.

  • Escriba y dibuje muy grande en el pizarrón.

  • Nuestro maestro o uno de nosotros siempre debe leer en voz alta lo que está escrito en la pizarra.

  • Haga que Jesús se siente al lado de un compañero de clase que pueda susurrarle al oído lo que está escrito en la pizarra.

  • Uno de nosotros podría copiar en el cuaderno de Jesús lo que está escrito en la pizarra.

  • Y debemos escribir en su cuaderno en letras grandes, oscuras y claras.

  • Quizás Jesús podría usar un cuaderno extra grande y un rotulador negro, para que pueda leer por sí mismo lo que escribe.

  • ¿Ayudaría si Jesús tuviera una lupa?

  • Los niños podríamos turnarnos después de la escuela, ayudando a Jesús a trabajar en su hogar y leerle sus libros.

  • Algunos de nosotros también podemos turnarnos para ayudarlo a llevarlo hacia y desde la escuela. (Aunque Jesús aprendió a encontrar su camino sin problemas, hay una fuerte pendiente en el camino a la escuela, y Jesús aprecia la asistencia y la camaradería).

Con un pequeño impulso, a los niños se les ocurrieron otras ideas:

  • ¿Qué pasa con una grabadora? Podríamos grabar las lecciones de sus libros, y de esa manera él podría estudiarlas cuando quiera.

  • Cuando se nos dan pruebas y exámenes, ¿no podría Jesús susurrar las respuestas al oído del maestro? (En otras palabras, tómelos por vía oral).

Después de esta discusión, Ramona le preguntó a la visitante con discapacidad visual si tenía alguna idea adicional. Ella sugirió que para facilitar la escritura de Jesús (y los resultados más legibles para el maestro) se le diera a Jesús un papel especial con líneas oscuras adicionales, ya que para una persona con discapacidad visual las líneas pálidas muy finas en papel rayado ordinario no pueden ser vistas en absoluto. Si no se pudiera obtener papel con líneas oscuras y ampliamente separadas, sugirió que los niños podrían crear tal papel para Jesús con sus reglas y un rotulador.

Luego, la visitante ciega hizo otra sugerencia que al principio confundió totalmente a los alumnos de segundo grado. Ella les dijo que, con un poco de ayuda, Jesús podría aprender a leer con los dedos. De su carpeta sacó una gran hoja de escritura en braille y les mostró a los niños cómo podía leerlo con la punta de los dedos. Dejó que cada niño en la clase sintiera los pequeños golpes en el papel. Y luego dejó que Jesús lo intentara, guiando su dedo sobre el papel. Después de eso, le dio a Jesús una hoja con el alfabeto Braille. Al lado de cada letra Braille se escribía una letra grande y oscura, para que Jesús pudiera comenzar a aprender Braille. Los niños quedaron cautivados y Jesús estaba tan emocionado que tembló. El visitante explicó que el sistema Braille había sido inventado hace muchos años por un niño ciego en Francia. A juzgar por la respuesta de los niños de la escuela, esta actividad de “Niño a Niño” fue un gran éxito. Jesús decidió quedarse en la escuela, el maestro acordó que Jesús se sentara al lado de un niño travieso que había presentado muchas de las sugerencias sobre cómo ayudar a Jesús con su aprendizaje. Un pequeño grupo de compañeros de clase de Jesús comenzó a acompañarlo hacia y desde la escuela. Algunos de los niños lo ayudan con su tarea. Y ahora Jesús tiene una lupa y una pequeña grabadora, y una de las chicas de PROJIMO, que también tiene espina bífida y una pierna amputada y ahora camina con una prótesis, se ofreció a ayudar a grabar sus lecciones.

Claramente, no todos los problemas están resueltos. Los otros niños, en lugar de ayudar a Jesús a hacer su tarea, al principio solían hacerlo por él. Pero todo el proceso de “Niño a Niño” ha sido una experiencia de aprendizaje gratificante para todos. Tanto Jesús como sus compañeros de clase están aprendiendo mucho más que sus lecciones. Están aprendiendo la alegría que viene de salvar las barreras para la comprensión, de la resolución creativa de problemas y de ayudarse mutuamente.

Jesús probablemente terminará el año escolar en Ajoya, donde está aprendiendo un grado de confianza en sí mismo e independencia. Su madre ahora está convencida de que puede asistir a una escuela local en Mazatlán el próximo año escolar. El equipo de PROJIMO tratará de hacer arreglos para que Jesús se una a Los Pargos, una organización de niños discapacitados y sus padres en Mazatlán. En Los Pargos, Jesús tendrá la oportunidad de estudiar Braille bajo la tutela de un joven con distrofia muscular, llamado Sosimo. Sosimo, ahora en sus veintes y severamente discapacitado, ha estado activo en Los Pargos desde que era un niño pequeño y desde entonces se ha convertido en uno de los líderes del programa. Estudió Braille para poder enseñarlo a jóvenes con discapacidad visual. Jesús no podría tener un mejor maestro de escuela, ni un mejor modelo a seguir.

LOS COSTOS OCULTOS DEL LIBRE COMERCIO: MÉXICO MUERDE LA BALA

David Werner and Jason Weston

*“Pensamos que estábamos en el camino hacia el primer mundo y de repente algo salió mal. En un momento, el Banco Mundial y el FMI decían que México era el mejor ejemplo. Ahora somos el peor ejemplo … Estamos perdiendo el control. Si no encontramos otro tipo de desarrollo, hemos terminado. Nos rendimos.”
—Enrique del Val Blanco, Ministerio de Servicios Humanos de México.

*“La velocidad a la que han evolucionado los mercados internacionales ha sido mucho más rápida que la capacidad de los gobiernos u organizaciones internacionales para hacer frente. . . Tenemos que empezar a pensar en un acuerdo global que evite el tipo de cosas que ahora estamos soportando”.
—Ernesto Zedillo, Presidente de México (NY Times 3 de marzo de 1995)

Recientemente, un miembro del equipo de PROJIMO, durante un viaje a la ciudad de Mazatlán, visitó a la madre de Jesús, el niño con espina bífida e impedimento visual que actualmente está recibiendo rehabilitación en el programa de la aldea. (ver página 1). Le dijo a la madre de Jesús que su hijo estaba preocupado porque habían pasado semanas desde que ella lo había visitado. La madre del niño explicó tristemente por qué no había hecho el viaje en autobús de 100 millas para visitar a su hijo:

“Dile que lo siento”, dijo. “Lo extraño y tengo muchas ganas de visitarlo. ¡Pero ahora no puedo! Por un lado, no tengo el dinero. Como saben, desde la caída en el peso, el costo de todo ha subido. Las tarifas de los autobuses se han duplicado. Pero mi salario sigue siendo el mismo. Apenas puedo alimentar a mis otros hijos “.

La madre de Jesús trabaja como empleada doméstica en un hotel y gana alrededor de $ 3.00 por día. “Otra razón por la que no puedo visitarlo”, dijo, “es que ahora no me atrevo a pedir un día libre en el trabajo. Como saben, desde el colapso de los negocios de pesos están despidiendo trabajadores en masa. Buscan cualquier excusa para despedirte. Si solicito un día libre para visitar a mi hijo, o incluso si digo que estoy enferma, podría perder mi trabajo “. Hizo un gesto de frustración y fatiga. “Entonces, por favor, dile a Jesús que lo amo y lo extraño, pero que en este momento no puedo ir a verlo. Es un buen chico. Él lo entenderá “.

Los costos ocultos del libre comercio

En el Boletín de la Sierra Madre # 29 (junio de 1994) y otros temas anteriores, predijimos que el TLCAN —el Tratado de Libre Comercio de América del Norte— aumentaría la pobreza, los salarios más bajos, el desempleo, el crimen y el deterioro social en México. Describimos cómo México se había visto obligado a cambiar su Constitución en preparación para el TLCAN, anulando las políticas de reforma agraria que habían protegido a los pequeños agricultores, de modo que el agronegocio estadounidense gigante pudiera comprar tierras mexicanas y emplear a trabajadores campesinos con salarios de esclavos. Explicamos cómo el levantamiento de los aranceles permitió a los Estados Unidos inundar a México con excedentes de grano y ganado de bajo costo, llevando al olvido a los pequeños productores mexicanos. Y explicamos cómo la inundación de nuevos agricultores sin tierra y en bancarrota de las zonas rurales en los barrios marginales de la ciudad en expansión aumentaron los ya altos niveles de desempleo. Esto a su vez ha llevado a más mexicanos hambrientos y sin trabajo a cruzar ilegalmente a los Estados Unidos, en busca de trabajo y compitiendo por empleos con trabajadores estadounidenses, que también habían sufrido despidos y recortes salariales debido al TLCAN.

En el Boletín n. ° 30 (diciembre de 1994) vimos cómo se acusaba a esta creciente inundación de “extranjeros ilegales” por las crecientes dificultades económicas en California, lo que condujo a la votación de la Proposición 187 que, si se declara constitucional, negará el derecho de atención médica y educación a niños indocumentados.

Pero, aunque pronosticamos resultados sombríos del TLCAN, nadie previó la terrible catástrofe que repentinamente convirtió a México de la exitosa historia de la liberalización comercial a un caso de canasta económica global. Para mantener al lobo alejado de la puerta, México ya ha pedido prestados miles de millones de dólares y tiene una línea de crédito para miles de millones más. Incluso si se puede evitar que el peso caiga aún más, y hasta ahora no hay certeza de esto, la carga de pagar la deuda, junto con las dificultades de la devaluación en sí misma, recaerá en gran medida sobre las espaldas de los pobres, cuyos los salarios reales continúan cayendo en picado.

Para pagar estos préstamos, México tendrá que intensificar sus medidas de austeridad (similares a las que a menudo exige el Banco Mundial en sus Programas de Ajuste Estructural, consulte la página 10). En otras palabras, los mexicanos pueden esperar mayores reducciones en los servicios públicos, mayores reducciones en los salarios reales, mayores impuestos y más tarifas a los usuarios por servicios de salud y otros servicios sociales. Esto ya ha implicado un gran aumento en el precio del petróleo (35%) y bienes básicos, mientras que los salarios se han congelado. Mientras tanto, el impuesto federal a las ventas sobre la mayoría de los bienes aumentó del 10% al 15%. Si la madre de Jesús tuvo dificultades para llegar a fin de mes antes de estas últimas medidas de austeridad, ¿cuál será su situación ahora?

Cuando los sistemas comienzan a fallar, sus clientes buscan un chivo expiatorio, tratando de culpar a las personas defectuosas en lugar de a las estructuras defectuosas. En el caso del “deshielo” de México, la culpa recae en el ex presidente Carlos Salinas. Salinas, quien hasta fines de 1994 fue elogiado por las instituciones financieras internacionales y había sido nominado por la Casa Blanca para dirigir la nueva Organización Mundial del Comercio, fue de repente transmutado de niño dorado a “hombre del saco”. Sin duda, Salinas contribuyó a la crisis al apuntalar la imagen de prosperidad y estabilidad de México hasta que su sucesor elegido en noviembre fuera elegido. Pero seguramente los economistas tanto en México como en los Estados Unidos sabían que la economía mexicana vivía con tiempo y dinero prestados. Con el fin de mantener la euforia comercial del TLCAN y mantener el flujo de inversiones especulativas en el mercado mexicano, el gobierno mexicano realizó enormes sumas de préstamos a corto plazo con altos intereses (llamados tesobonos). Las reservas cayeron tan bajas que no tenía posibilidad de pagar estos préstamos a menos que los especuladores continuaran invirtiendo miles de millones en su socio comercial del sur. A medida que el déficit comercial de México creció a pasos agigantados en respuesta a la desregulación a través del TLCAN, México tuvo pocas opciones más que desvalorizar el peso con la esperanza de aumentar las exportaciones. Pospuso el movimiento demasiado tiempo, y cuando el peso finalmente se devaluó, los inversores estadounidenses entraron en pánico. Siguió una espiral viciosa: cuando los especuladores estadounidenses sacaron su dinero de México, el peso se desplomó aún más.

Sí, Salinas era en parte culpable. Él tenía la culpa de escuchar al Banco Mundial, a los presidentes de Estados Unidos: Bush y luego a Clinton; y a la comunidad de grandes empresas hambrientas de dinero tanto al norte como al sur de la frontera (aquellos que pusieron su propio crecimiento económico antes de necesidades humanas y ambientales más básicas). Él tenía la culpa de no escuchar a la gente común, los campesinos y los trabajadores y estudiantes urbanos que se manifestaron por miles en contra de la firma del TLCAN. Él tuvo la culpa de no escuchar a los zapatistas en Chiapas, quienes iniciaron estratégicamente su levantamiento el 1 de enero de 1994, el día en que el TLCAN entró en vigencia.

Pero mucho más de lo que se puede culpar que Salinas o el gobierno mexicano es el sistema de mercado global, manipulado por poderosos intereses que intentan aumentar su riqueza mediante la rotación y el trato a escala internacional, en lugar de la mano de obra productiva. Salinas, Bush, Clinton, Gingrich y Helms, ya sea que intenten resistir o simplemente seguir la corriente, todavía son peones en el sistema.

Es difícil decir si el rescate intentado por Bill Clinton de la economía mexicana por miles de millones de dólares fue un acto de coraje, astucia o cobardía. Pero ciertamente es una respuesta a los poderosos intereses comerciales que lo ayudaron a asumir el cargo. Clinton, a su manera, está tan a merced de la avaricia global como lo están Salinas y Zedillo.

Una cosa es cierta. Existe suficiente riqueza en México para rescatar la economía de la nación, si tan solo se distribuyera de manera más justa. Mientras que las ganancias reales de los trabajadores han caído más del 40% en la última década, un puñado de personas se han beneficiado enormemente. En 1991, México tenía solo 2 billonarios. Hoy tiene 28. Según se informa, uno de estos multimillonarios, Carlos Slim, controla tanta riqueza como 17 millones de sus compatriotas pobres.

Aplastar a los zapatistas para restaurar la confianza de los inversores

Si alguien tiene una visión clara de lo que se necesita para el desarrollo sostenible en México, tal vez sean los rebeldes zapatistas en Chiapas. Aunque el levantamiento es de un pequeño en número, el gobierno mexicano no ha podido aplastarlo porque un gran sector de la población mexicana, desde pobres hasta intelectuales, simpatiza con los zapatistas y está de acuerdo con sus demandas humanitarias.

Los zapatistas piden al gobierno que responda a las necesidades de la gente. Exigen que respete la Constitución mexicana, restablezca sus estatutos de reforma agraria y que no se venda a la clase adinerada al norte o al sur de la frontera. Exigen salarios justos, distribución equitativa de la tierra, atención básica de salud universal y educación universal gratuita. Exigen respeto por los derechos y las necesidades de las mujeres, los niños y los pueblos indígenas. Exigen elecciones públicas justas y transparentes y el fin del fraude y la corrupción. Piden que se detengan los acuerdos comerciales que favorecen a los ricos a expensas de los pobres, con nuevos acuerdos que protejan la base económica y la autodeterminación de los pobres. Piden una sociedad basada en la equidad y la distribución más justa de los recursos, con una gobernanza que brinde plena responsabilidad a las personas.

Con demandas “subversivas” como estas, renovadas en un momento en que la estabilidad económica y social de México está en ruinas, no sorprende que poderosos intereses tanto en México como en los Estados Unidos quieran ver a los zapatistas silenciados. De hecho, los nuevos ataques contra los zapatistas y las comunidades indígenas empobrecidas que los apoyan pueden haber sido en parte provocados por la comunidad empresarial estadounidense. El 14 de enero, se filtró la noticia de que los representantes de las empresas de inversión Merrill Lynch y Goldman Sachs habían dicho a los funcionarios del gobierno mexicano que era hora de recuperar la confianza de los inversores eliminando a los zapatistas. Un memorando interno del Chase Manhattan Bank dijo que “el gobierno [mexicano] necesitará eliminar a los zapatistas para demostrar su control efectivo del territorio nacional y la política de seguridad”. En un espíritu de solidaridad (con los banqueros del norte), dos días después de que Zedillo recibiera la noticia de Chase Manhattan, emitió su ahora famosa orden de aprehender al subcomandante Marcos y lanzó un ataque contra las comunidades indígenas de Chiapas, donde los zapatistas tenían su fortaleza. Miles de hombres, mujeres y niños huyeron al bosque lacandón, donde enfrentaron hambre y brotes de enfermedades. Informes de un “depósito de armas zapatista masivo” descubierto en Vera Cruz (actualmente tres revólveres y tres granadas, más algunas municiones y algunos folletos zapatistas) fueron utilizados como pretexto para justificar la invasión masiva. Según los informes, una parte del dinero del fondo de rescate del presidente Clinton se usó para comprar helicópteros y tanques, y para contratar torturadores profesionales de Colombia, Argentina y Texas para las fuerzas armadas mexicanas en Chiapas.

El ejército mexicano puso bloqueos para evitar que la prensa informara sobre los brutales ataques a pueblos y aldeas indígenas. Sin embargo, los zapatistas lograron dar a conocer las atrocidades, incluidas la muerte de niños y la tortura de civiles. Aunque el gobierno ha negado haber hecho algo malo, su caso se ve debilitado por su negativa a permitir que los observadores de derechos humanos o la prensa ingresen al área. Fue en gran parte la protesta internacional de la prensa, alegando que el gobierno y los militares mexicanos estaban violando los derechos constitucionales mexicanos de los civiles y la libertad de prensa, lo que obligó a Zedillo a volver a llamar a los militares, levantar las barreras y reabrir negociaciones con los zapatistas. Como resultado, se realizaron manifestaciones en apoyo de los zapatistas en todo el mundo. El periódico mexicano La Jornada mostró fotografías de manifestantes dentro de Chase Manhattan en Nueva York. Y publicó artículos de manifestaciones en las embajadas mexicanas en Madrid, Bruselas, París, Los Ángeles y San Francisco.

Esta respuesta de base internacional ha puesto al gobierno mexicano a raya. Al escribir estas líneas, Zedillo habría sacado a los militares de las ciudades y pueblos que habían apoyado a los zapatistas para convencerlos de que reanuden las conversaciones para la reconciliación. Sin embargo, la observación cercana de las elecciones futuras en México será vital. Chase Manhattan ha propuesto que el PRI robe el voto si es necesario. “La administración de Zedillo necesitará considerar cuidadosamente si se permiten o no victorias de la oposición si se gana justamente en las urnas. Negar victorias electorales legítimas por parte de la oposición será un serio revés en la estrategia electoral del presidente. Pero no retener el control del PRI corre el riesgo de dividir al partido del gobierno”.

Los científicos sociales han señalado que el levantamiento zapatista es fundamentalmente diferente de las revoluciones populares del pasado. Aprovecha al máximo la comunicación moderna, el pragmatismo ético y la solidaridad internacional. Los zapatistas han dejado en claro que no quieren hacerse cargo del gobierno o formar un partido político. Más bien quieren crear una demanda de base amplia para la honestidad, el compromiso y la responsabilidad del gobierno ante las necesidades urgentes de las personas.

México fue el primer país de las Américas en llevar a cabo una revolución popular en el siglo XX. Quizás también liderará el camino con un nuevo tipo de revolución, que en algunos aspectos debe ser necesariamente una revolución global, en el siglo XXI. De una forma u otra, la posición decidida del zapatista es parte de un despertar a las necesidades humanas y una demanda de los derechos básicos de todas las personas, un despertar que se ha vencido hace mucho tiempo.

DESAFÍOS DE LA TRANSICIÓN PARA LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD EN RUSIA

David Werner

Fundada en 1988 durante la época de glasnost y perestroika * en la antigua Unión Soviética, la Sociedad de Discapacitados de toda Rusia (ARSD) ha estado creciendo rápidamente desde entonces. Hoy, como asociación no gubernamental con 2.2 millones de miembros, es la sociedad más grande de personas con discapacidad física en el mundo. Cuenta con 78 oficinas regionales y 19,000 organizaciones locales afiliadas. El objetivo de ARSD es “defender los derechos e intereses de las personas con discapacidad y facilitar su integración en la sociedad”.

Lanzamiento de “El Niño Campesino Desahabilitado” en ruso.

A principios de la década de 1990, el ARSD formó una alianza amistosa con el Instituto Mundial sobre Discapacidad (WID), un grupo de acción para la discapacidad con sede en California que ahora tiene una oficina regional en Moscú. Uno de los líderes del programa de WID en Rusia es el organizador y activista discapacitado Bruce Curtis. Durante 13 años, Bruce ha sido asesor y consejero de PROJIMO, el programa de rehabilitación comunitaria dirigido por aldeanos discapacitados en el oeste de México donde se desarrolló el manual “El Niño Campesino Desahabilitado”. (Traducido a muchos idiomas, el libro ahora se usa en todo el Tercer Mundo). En 1992, en una visita a Rusia, Bruce Curtis presentó la edición en inglés “El Niño Campesino Desahabilitado” a los líderes de ARSD. De inmediato sintieron que si se traducía al ruso sería una herramienta invaluable para los padres de niños discapacitados, especialmente ahora que tantas familias no pueden pagar los servicios profesionales o el equipo comercial.

Algunos profesionales de rehabilitación han planteado dudas sobre si “El Niño Campesino Desahabilitado”, escrito para las zonas rurales del Tercer Mundo, serían útiles o apropiados en Rusia. Sin embargo, la Junta de ARSD consideró firmemente que muchos de los principios de autoayuda, empoderamiento y tecnología apropiada de bajo costo incluidos en el libro podrían ser útiles en la situación actual en Rusia. Señalan que, desde la transición del país a una economía de mercado, el sistema de apoyo social se ha desordenado. Con el deterioro de la economía, el 60% de la población ahora vive por debajo del umbral de pobreza. La caída de los salarios y el aumento del desempleo junto con los altos costos de los servicios médicos y de rehabilitación recientemente privatizados han dificultado cada vez más que la gente común satisfaga sus necesidades. Dadas las limitaciones actuales para acceder a servicios y asistencia básicos, que de alguna manera son paralelos a los del Tercer Mundo, ARSD decidió que los niños con discapacidad de la aldea podrían proporcionar ideas y herramientas básicas para ayudar a las familias de las personas con discapacidad a satisfacer sus necesidades con mayor autoestima y determinación.

ARSD completó la traducción al ruso y la producción preliminar de Niños con discapacidad de la aldea en un tiempo récord. Aunque el equipo inicialmente (y de manera poco realista) calculó el costo de la edición rusa en $ 5000, el costo finalmente terminó en $ 100,000. Bruce Curtis y ARSD hicieron un trabajo increíble de recaudación de fondos, obteniendo donaciones de todos de UNICEF y organizaciones no gubernamentales holandesas para empresas privadas. Fue maravilloso ver tantos grupos diversos colaborando en el proyecto.

Para lanzar la traducción al ruso de “El Niño Campesino Desahabilitado”, en marzo de 1995, ARSD invitó al autor del libro, David Werner, a Moscú para ayudar a dirigir un taller sobre su uso. Al taller de dos días, organizado con la cooperación de WID y patrocinado por una amplia gama de empresas rusas y ONG internacionales, asistieron más de 100 participantes, en su mayoría personas discapacitadas y padres de niños discapacitados, de toda Rusia. Para aquellos de nosotros que somos nuevos en el país, el entusiasmo, la creatividad y la sed de nuevas ideas de los participantes fue asombroso.

* A fines de la década de 1980, el presidente Gorbachov introdujo nuevas políticas de glasnost y perestroika. Glasnost era una política de apertura. Después de décadas de supresión de la información, a los ciudadanos soviéticos finalmente se les concedió la libertad de prensa y se les permitió organizarse libremente. La perestroika fue la reestructuración del gobierno soviético y las empresas estatales que Gorbachov implementó con la esperanza de salvar al país del colapso económico. Aunque estas políticas, particularmente la perestroika, han sido controvertidas y algunos argumentan que lideraron el colapso de la Unión Soviética, también allanaron el camino para que grupos como el ARSD se formen y obtengan el apoyo público.

El taller

Realizado el 1 y 2 de marzo en un centro de conferencias a una hora de Moscú, el taller demostró los movimientos populares enérgicos que están surgiendo en toda Rusia en respuesta a la creciente polarización entre ricos y pobres. He asistido a seminarios sobre discapacidad en muchos países, pero este taller fue único en términos de la exuberante participación de prácticamente todos los presentes. Líderes de más de 40 organizaciones locales de discapacidad estuvieron presentes de toda Rusia, incluyendo Siberia.

El taller fue organizado conjuntamente por WID y ARSD, y fue patrocinado por varias organizaciones en Rusia, Europa y los Estados Unidos. El propósito del taller fue presentar la nueva traducción al ruso de “El Niño Campesino Desahabilitado”, y explorar enfoques más participativos para satisfacer las necesidades de los niños discapacitados en la familia y la comunidad.

Los asistentes al taller fueron principalmente personas discapacitadas y padres de niños discapacitados, junto con algunos profesionales de rehabilitación. Todos sintieron que el libro “El Niño Campesino Desahabilitado” era un recurso valioso de ideas, habilidades y estrategias que podrían ayudar a las familias a asumir una responsabilidad más creativa para satisfacer las necesidades de sus hijos discapacitados. Sin embargo, acordaron que este libro debería ser un punto de partida para el desarrollo de materiales similares creados específicamente para las necesidades y posibilidades en Rusia.

Durante el taller, los participantes consideraron el rango de necesidades (médicas, físicas, psicosociales, ambientales y educativas) de los niños discapacitados individuales. Luego se dividieron en grupos y, utilizando ideas de “El Niño Campesino Desahabilitado” como trampolín para la creatividad, trataron de encontrar soluciones innovadoras y diseños para equipos de asistencia que sean realistas en el entorno actual de Rusia.

Uno de los conceptos más importantes que las personas dijeron que aprendieron en el taller fue darles a los niños discapacitados más voz en la definición de sus propias necesidades, sus propias aspiraciones y en la búsqueda de soluciones.

Derechos y oportunidades de las personas con discapacidad en la historia reciente de Rusia

Es fascinante y desconcertante comparar la evolución de los derechos de los discapacitados en la antigua Unión Soviética con la de Europa occidental y los Estados Unidos. De alguna manera, las ganancias hechas en el lado oriental del llamado “Telón de Acero” era mayor que la de Occidente, y en otros aspectos el bloque oriental se quedó atrás.

Paradójicamente, los mayores logros de las personas discapacitadas bajo el sistema soviético se lograron en el área de autofinanciación lograda a través de empresas exitosas administradas por personas discapacitadas, un proceso similar al capitalismo en su mejor momento. Por el contrario, en el Occidente capitalista, muchas de las mayores ganancias se lograron en el área de la caridad pública y la asistencia gubernamental, avances más acordes con el socialismo. Esta paradoja puede deberse en parte al hecho de que, según la ideología soviética, todos los ciudadanos deberían contribuir productivamente a la economía estatal. Presumiblemente, esto incluía personas discapacitadas con potencial productivo. Como las personas con discapacidad que podían trabajar a menudo estaban desempleadas, las autoridades fomentaron los mecanismos para el autoempleo. Ya en la década de 1930, el gobierno comenzó a asignar algunas de sus empresas estatales a grupos de personas discapacitadas. Con la gestión de discapacitados y una mayoría de trabajadores discapacitados, estas empresas comerciales tuvieron tanto éxito que el gobierno colocó a más y más empresas bajo el control de los grupos de discapacitados.

Para 1955, cuando este proceso de habilitación alcanzó su cenit, cerca del 85% de las personas discapacitadas con empleo en la URSS eran autosuficientes. Los ingresos de sus negocios cubrieron casi todos los costos de los programas no gubernamentales de rehabilitación y capacitación para personas discapacitadas. Por el contrario, en los Estados Unidos (uno de los países occidentales más avanzados en términos de derechos de discapacidad), los niveles de empleo de las personas con discapacidad todavía oscilan entre solo el 15% y el 30% y la mayoría de los programas para personas con discapacidad dependen en gran medida de la asistencia del gobierno. Del mismo modo, al ejecutar y financiar sus propios programas, los líderes discapacitados en la URSS desarrollaron altos niveles de habilidad administrativa. Mientras tanto, las habilidades de gestión entre la comunidad discapacitada en Occidente están en su mayor parte subdesarrolladas lamentablemente.

A fines de la década de 1950, las empresas comerciales administradas por discapacitados en la URSS eran tan rentables que el presidente Kruschev decidió que las personas discapacitadas ya no tenían una desventaja económica. Entonces, el Kremlin comenzó a confiscar muchas empresas previamente asignadas a grupos discapacitados para su administración. Como resultado, el empleo de personas discapacitadas comenzó a disminuir.

Aunque en Rusia muchas personas y programas de discapacitados pueden haber sido más económicamente independientes que en Occidente, en términos de aceptación social se quedaron muy rezagados. Los rusos discapacitados tenían, y aún tienen, poco acceso a la vida social integrada de la comunidad. Esto se debe tanto a las barreras físicas como a los prejuicios profundamente arraigados. Un obstáculo importante para cambiar esta situación fue que el gobierno central desanimó fuertemente las demandas organizadas que desafiaron el status quo. En consecuencia, cuando a fines de la década de 1950 el gobierno comenzó a confiscar las empresas dirigidas por personas discapacitadas, hubo poca protesta organizada y el empleo de líderes empresariales discapacitados cayó precipitadamente.

A pesar de este revés, la autosuficiencia de los grupos discapacitados a través de actividades comerciales aún persiste en gran medida. Un gran número de empresas todavía están controladas por asociaciones de personas discapacitadas. Y los líderes de las organizaciones con discapacidad todavía tienen habilidades de gestión y negocios de primer nivel.

Es importante dar más voz a los niños discapacitados para definir sus propias necesidades, sus propias aspiraciones y para buscar soluciones.

Durante el nuevo espacio político de glasnost a finales de los años 80, las personas con discapacidad comenzaron a organizarse y exigir mayores derechos. Tras la desaparición de la Unión Soviética, uno de sus mayores éxitos fue lograr el acuerdo del gobierno de que las empresas administradas y operadas por personas discapacitadas no serían gravadas. Este beneficio fiscal ha dado a las empresas administradas por discapacitados una ventaja económica sustancial, tanto que en la actual crisis económica muchas empresas tambaleantes no discapacitadas, para mantenerse a flote, están negociando fusiones con grupos de discapacitados para aprovechar privilegio en los impuestos. Con el programa de ajuste estructural de Rusia (cambio hacia una economía de libre mercado) que implica la privatización de las empresas gubernamentales, el ARSD ha logrado obtener la transferencia del estado de 170 empresas en cinco años. Ahora tiene un total de 1,500 empresas que emplean a 45,000 personas, de las cuales 18,000 están discapacitadas. Estas empresas producen ropa, cepillos, equipos eléctricos y recuerdos y también participan en servicios como peluquería, asesoría legal y reparación de zapatos, muebles, equipos domésticos e incluso automóviles.

A través de estos negocios que generan ingresos, ARSD logra cubrir una gran parte de los costos de su programa, incluso en la actual crisis económica. En 1991, Filanthrop, una división de ARSD, se fundó en Moscú. Financiado en gran medida a través de las empresas de ARSD, proporciona rehabilitación médica y diversos servicios sociales, trabaja hacia la accesibilidad para eventos sociales y culturales, y crea conciencia pública sobre los problemas de discapacidad. Ha llevado a cabo capacitaciones de gestión para personas discapacitadas que desean iniciar sus propios negocios, y en 1992 creó un taller de artesanía para artistas discapacitados que producen artesanías de lana, pieles y cuero.

"La situación para la mayoría de los rusos es peor hoy que al final de la Segunda Guerra Mundial".

Aún así, la situación general de las personas con discapacidad en Rusia hoy está lejos de ser optimista. Aunque ARSD como organización puede haber alcanzado un impresionante grado de independencia desde un punto de vista económico, la mayoría de los rusos discapacitados todavía tienen un largo camino por recorrer antes de lograr una vida independiente desde una perspectiva social. Durante la era soviética, la declaración oficial del estado fue que “La URSS no tiene personas discapacitadas”. (Por esta razón, ninguno participó en las Olimpiadas Especiales). Incluso hoy, las personas con discapacidades significativas rara vez se ven en público. La accesibilidad para sillas de ruedas, con algunas excepciones recientes, es casi inexistente. (Entre las decenas de personas discapacitadas en nuestro taller, aparte de Bruce Curtis, solo había un usuario de silla de ruedas).

Parece que la sociedad rusa en su conjunto tiene una actitud de que las personas con discapacidad son una molestia, especialmente las personas asertivas que intentan participar en la corriente principal de la vida. Cuando Bruce Curtis (que es tetrapléjico) y yo llegamos al aeropuerto de Moscú, descubrimos un enorme tramo de escaleras que tuvieron que ser desmantelados, y ningún ascensor. Nuestros intentos de hacer que los funcionarios del aeropuerto encuentren una manera de bajar a Bruce por las escaleras resultaron inútiles. Al final, cuatro compañeros de viaje de Europa y Estados Unidos se ofrecieron a llevar a Bruce. Si hubiéramos tenido que depender de los funcionarios del aeropuerto, aún podríamos estar esperando en la parte superior de las escaleras.

Con la desaparición de la Unión Soviética, evidentemente todas las leyes que protegen los derechos de los discapacitados y otras personas con necesidades especiales quedaron difuntas. Esos servicios públicos que aún funcionan lo hacen más como una suspensión del pasado, en lugar de a través de mandatos legislativos. Al tratar de exigir sus derechos, por lo tanto, las personas con discapacidad se encuentran ahora en un limbo legal. El ARSD ha ayudado a desarrollar el borrador de una Ley Nacional de Protección Social de los Discapacitados, pero, aunque algunas de las cláusulas han sido aprobadas, debido a la actual crisis económica, la mayoría solo se conserva en papel.

El actual entorno incapacitante

Aunque los esfuerzos organizados de las personas con discapacidad en Rusia durante los años 90 han logrado algunos avances, ha sido una lucha cuesta arriba. De hecho, algunos derechos de las personas con discapacidad se están erosionando a medida que el gobierno gira más hacia la derecha y la economía se desmorona. El empleo de personas discapacitadas, como las personas no discapacitadas, está disminuyendo. Y para los afortunados que tienen trabajo, las ganancias reales han caído a niveles de subsistencia. Además de estas dificultades, la implacable privatización de los servicios públicos, incluida la salud y la educación, significa que muchas personas discapacitadas simplemente no pueden obtener la atención o la capacitación que necesitan.

Para agravar estas dificultades, un proyecto de ley actualmente ante el Parlamento ruso propone retirar los privilegios fiscales para las empresas dirigidas por personas discapacitadas. Esto hará que sea extremadamente difícil para estas empresas mantener el margen de beneficio necesario para financiar los servicios de rehabilitación no gubernamentales y la capacitación profesional. El ARSD está haciendo una campaña ávida para convencer al Parlamento de que no apruebe este proyecto de ley socialmente regresivo.

Como en muchos países del Tercer Mundo, el gobierno ruso es ahora un receptor de préstamos de “desarrollo” del Banco Mundial y el FMI. Como condición para estos préstamos, Rusia está adoptando muchas de las políticas de ajuste estructural diseñadas para unir al país al orden económico mundial con todas sus devastadoras inequidades. Quizás lo más inquietante de todo, quizás, es la adopción por parte de Rusia del paradigma socioeconómico descrito en el informe del Banco Mundial de 1993, Invertir en salud (ver Boletín n. ° 30), en el que los seres humanos son valorados en términos estrictamente económicos (“capital humano”) De acuerdo con esta modificación de la humanidad, una persona vale lo que puede contribuir productivamente a la economía nacional y global. Desde este punto de vista escalofriantemente mecanicista, las personas con discapacidad están gravemente infravaloradas; quienes carecen de potencial económicamente productivo no son dignos de gasto público. Muchos rusos están despertando a sus pérdidas. Como uno de los participantes en nuestro taller de Moscú se lamentó, “Nosotros como nación hemos perdido nuestros fundamentos morales”.

A pesar de todas sus dificultades, sin embargo, me sorprendió el compromiso y el entusiasmo de la gente. Las personas con discapacidad en Rusia y sus familias tienen una de las organizaciones más grandes y autosuficientes del mundo, y se han convertido en líderes en la lucha por los derechos de todas las personas desfavorecidas. Sin embargo, los obstáculos son enormes.

La desventaja de la transición sociopolítica de Rusia

Ahora que Rusia se ha convertido en una economía de mercado, el abismo entre los ricos y los indigentes se ha ampliado rápidamente. A medida que disminuyeron las recompensas del trabajo honesto y duro, la corrupción y el crimen organizado han florecido, tanto en el sector público como en el privado. Evidentemente, la combinación de la mafia rusa y las grandes empresas, con la complicidad de los funcionarios del gobierno, no se detendrá ante nada para enriquecerse rápidamente.

Al ejecutar y financiar sus propios programas, los líderes discapacitados en la URSS desarrollaron altos niveles de habilidad administrativa.

Los asesinatos políticos continúan aumentando. Uno de esos asesinatos afectó la publicidad de nuestro taller. El primer día del taller, Vladislov Listyev, un reconocido gerente / productor del canal de televisión independiente más popular de Rusia, fue misteriosamente asesinado a tiros. Esto fue un duro golpe para los líderes de la ARSD. Listyev, que apoyaba enérgicamente los derechos de los discapacitados, había acordado brindar cobertura televisiva a nuestro taller y anunciar la traducción al ruso de “El Niño Campesino Deshabilitado” para que las personas discapacitadas y sus familias en todo el país pudieran saberlo. (A pesar de la muerte de Listyev, el taller y el lanzamiento del libro fueron cubiertos en varios canales de televisión y radio, así como en la prensa).

No se ha emitido ninguna declaración oficial de por qué Listyev fue asesinado. Sin embargo, las conjeturas sugieren que fue por su campaña pública contra el crimen organizado. Al dejar de trabajar a través de intermediarios sin escrúpulos en la publicidad de programas de televisión, Listyev había logrado convertir las pérdidas de su programa en ganancias. Contrarrestando la tendencia actual, en su popular programa de entrevistas en horario estelar, a menudo habló por los intereses de los pobres y explotados, pidiendo que el gobierno y las grandes empresas privadas rindan cuentas. Cualesquiera que sean las razones, la voz disidente de Listyev fue brutalmente silenciada y millones de rusos lloraron. Periodistas de televisión rusos, que interpretan el asesinato como “la última forma de censura” unidos en protesta. Varias estaciones de TV dejaron de transmitir durante la mayor parte del día y solo proyectaron una imagen de Listyev con una sucinta condena de la escalada de corrupción y delincuencia.

El descontento en Rusia está llegando rápidamente al punto de ebullición. La gente ve claramente que, si bien el cambio a una economía de mercado ha traído un rápido aumento de la riqueza para unos pocos, para la mayoría ha traído un aumento del desempleo y la pobreza junto con la inseguridad del aumento de la delincuencia y la violencia. La angustia económica, dolorosamente evidente en las casas en ruinas y el estado deteriorado del campo que rodea a Moscú, le da al paisaje una apariencia empobrecida del Tercer Mundo. Un participante del taller declaró lamentándose: “la situación para la mayoría de nosotros los rusos es peor hoy que al final de la Segunda Guerra Mundial”.

Sin embargo, a pesar de las adversidades actuales, el espacio político y el despertar social introducidos durante el glasnost y la Perestroika aún están vivos y fermentando. Varios grupos de ciudadanos, como la Sociedad de Rusia para Discapacitados, están comprometidos a luchar por estructuras sociales más humanas y equitativas. Las personas discapacitadas se están dando cuenta de que la lucha por sus propios derechos es inseparable de la de todos los pueblos desfavorecidos.

LA HUMANIDAD COMO COMODIDAD: La Agenda Oculta de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, Copenhague, marzo de 1995

David Werner

“Desde la Guerra Fría, todo lo que hemos hecho es reemplazar la bomba nuclear por una social. La seguridad siempre ha sido un problema nacional. Pero la gente no se da cuenta de que puedes tener un estado seguro lleno de personas inseguras. Pobreza, desempleo y violencia ahora son nuestros profesionales de seguridad, y no puedes aplicar conceptos militares para resolverlos “.

  • Juan Somavia, presidente de la Cumbre Social

Algunos celebraron la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, celebrada en Copenhague del 2 al 12 de marzo de 1995, como un gran paso adelante para la humanidad. Otros lo lamentaron como otro “lobo con piel de oveja”. Al igual que la Cumbre de la Tierra en 1992 y la Cumbre de la Población de 1994, la Cumbre Social de 1995 abordó cuestiones de interés mundial. Pero debido a poderosos intereses creados, la Cumbre Social, al igual que sus predecesoras, no alcanzó soluciones viables o democráticas.

Las principales preocupaciones en la Cumbre Social fueron “pobreza, desempleo y desintegración social”. Si bien la Declaración final de la Cumbre social suena seductora y progresista e igualitaria, muchos críticos creen que puede hacer más para empeorar las dificultades de los pobres que corregirlos. En el último análisis, dicen, sella y legitima el mismo modelo de desarrollo desigual que ha contribuido a la pandemia de pobreza, desempleo y deterioro social que pretende superar. La siguiente declaración de Peggy Antrobus de DAWN, refleja la desilusión generalizada con la Cumbre:

“La Cumbre Social en Copenhague ha servido principalmente para exponer la falta de voluntad de nuestros gobiernos e instituciones internacionales para enfrentar… estructuras socioeconómicas y políticas actuales que perpetúan la pobreza, la injusticia y la degradación ambiental en todo el mundo. Algunos de nosotros nos atrevimos a soñar que esta cumbre podría abrir la puerta a un reconocimiento de que las estrategias adoptadas para abordar estos problemas en los últimos 30 a 40 años no han funcionado, y que es hora de un nuevo enfoque. Sin embargo … nos queda una declaración [oficial] que, a pesar de la retórica progresiva, promete solo una continuación de las políticas neoliberales que muchos de nosotros hemos visto como el núcleo del problema”.
—Peggy Antrobus, Coordinadora general, Alternativas de desarrollo con mujeres para una nueva era (DAWN)

La Cumbre oficial, aclamada como la reunión más grande de líderes mundiales en la historia, contó con la asistencia de 116 jefes de estado y miles de representantes de las Naciones Unidas y funcionarios del gobierno. (Sin embargo, fue revelador que los jefes de los EE. UU., El Reino Unido y Rusia —3 de las 5 naciones en el Consejo de Seguridad de la ONU— se destacaban por su ausencia).

Simultáneamente con la Cumbre oficial se celebró la llamada “cumbre de los pueblos” o Foro de ONG, a la que asistieron cientos de organizaciones no gubernamentales, grandes y pequeñas, de todo el mundo. Por acuerdo previo, algunas de las ONG más acreditadas pudieron ingresar al santuario fuertemente custodiado de la Cumbre oficial. En total, la asistencia a las funciones combinadas fue de alrededor de 25,000 (un número que hizo extremadamente difícil la coordinación efectiva, la participación y la comunicación).

El Consejo Internacional de Salud de los Pueblos (IPHC) y la Red del Tercer Mundo participaron conjuntamente en la Cumbre. En el Foro de ONG, el IPHC hizo tres presentaciones sobre las políticas de salud. Más importante aún, quizás, el IPHC ayudó a liderar la iniciativa y ayudó a participar en la redacción de una declaración alternativa para la Cumbre Social (ver página 13), criticando la Declaración oficial, señalando las contradicciones de su agenda subyacente y sugiriendo alternativas más equitativas. La Declaración Alternativa de Copenhague advierte que, aunque la Declaración oficial de la Cumbre hace un llamado elocuente a un esfuerzo global para superar la pobreza y el desempleo. De hecho, suscribe las mismas estrategias para el desarrollo económico y el ajuste estructural que son en gran parte responsables de la generalización pobreza y desempleo en el mundo de hoy. Señala que la Declaración oficial no aborda las causas sociales subyacentes de la profundización de la pobreza. La Declaración Alternativa, por lo tanto, en lugar de abogar por “redes de seguridad” para rescatar a aquellos que han sufrido recortes salariales desastrosos y pérdida de empleo debido a políticas neoliberales inequitativas, exige políticas sociales y económicas más justas y equitativas. Y enumera recomendaciones contundentes para lograr políticas más justas y más amigables para las personas.

La Declaración Alternativa de Copenhague se convirtió rápidamente en un punto de encuentro para una amplia diversidad de ONG en el Foro. A una serie de reuniones para discutir y modificar el borrador asistieron un número creciente de participantes. Literalmente, cientos aportaron información, haciendo del documento final un proceso verdaderamente democrático (con sus fortalezas y debilidades consecuentes). La Declaración Alternativa fue respaldada por más de 600 organizaciones no gubernamentales de todas las esquinas del mundo, y aún más se están inscribiendo.

La Declaración oficial: Poner la codicia antes que la necesidad

La Declaración y el Programa de Acción oficiales de la Cumbre Mundial para el Desarrollo Social frustraron y enfurecieron a muchos participantes en la Cumbre, especialmente en el Foro de ONG. Muchos creen que, al legitimar políticas macroeconómicas perjudiciales, la Declaración oficial puede hacer más para perpetuar que para aliviar la pobreza. Una de las mayores debilidades del documento es que, en su análisis muy selectivo y superficial de las causas de la pobreza, no tiene en cuenta las relaciones de poder. En esencia, el documento aboga por las mismas políticas de reforma que en los últimos años han antepuesto el crecimiento económico a las necesidades humanas y ambientales. Embellecida con una retórica que suena humanitaria, su receta para el desarrollo social básicamente sigue la fórmula para el desarrollo desigual que el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (el llamado la Institución Bretton Woods) han impuesto a los países pobres del Tercer Mundo y más recientemente a Europa del Este, a menudo con resultados desastrosos.

Algunos críticos sospechan que el Banco Mundial y el FMI tenían más que una pequeña influencia en la determinación de la agenda subyacente de la Declaración Oficial de la Cumbre Social. Señalan que la Declaración contiene el mismo tipo de duplicidad de muchos documentos del Banco Mundial: el arte pulido del “doble discurso” que promueve metódicamente los intereses de las grandes empresas detrás de un velo de retórica progresiva sobre la satisfacción de las necesidades de los pobres. en su territorio y términos.

De hecho, las instituciones financieras internacionales, especialmente el Banco Mundial, tuvieron una fuerte presencia tanto en la Cumbre oficial como en el Foro de ONG. El Banco, programado para al menos una presentación importante casi todos los días del Foro, expuso temas como “El Banco Mundial e Invertir en las personas”. Sin embargo, el Banco fue desafiado repetidamente desde el piso por críticos bien informados. Personas de una variedad de países pobres dieron testimonio de cómo las políticas del Banco Mundial han llevado a innumerables trabajadores pobres a la pobreza desesperada. En una de sus presentaciones programadas, los portavoces del Banco fueron interrumpidos por un gran grupo de manifestantes que gritaban “¡El Banco Mundial causa pobreza!” y “¡50 años son suficientes!” Este último fue el grito de guerra de una campaña para exponer la agenda pro-riqueza / antipopular de las instituciones de Bretton Woods, que celebró su 50 aniversario en 1994. Los líderes de la campaña 50 años es suficiente estuvieron presentes en el Foro de ONG y desempeñaron un papel de liderazgo en la redacción de la Declaración Alternativa. De acuerdo con la declaración de la cumbre 50 años es suficiente:

“… estamos decepcionados de que los documentos oficiales de la … Cumbre … no se comprometan a corregir dos de los mayores impedimentos para el desarrollo en todo el mundo, los programas de ajuste estructural y la creciente carga de la deuda externa. La Cumbre Social brinda una oportunidad única para abordar las causas profundas de la pobreza, el desempleo y la desintegración social, y para hacer que las Instituciones de Bretton Woods sean más responsables y efectivas en el logro de los objetivos de desarrollo sostenible. En cambio, … El documento que se firmará en Copenhague aborda los síntomas de estos problemas sin cuestionar las políticas que han ayudado a crearlos “.

Ajuste estructural: ¿la solución a la pobreza o una causa?

En el corazón de la política de desarrollo del Banco Mundial y del FMI se encuentran sus llamados Programas de Ajuste Estructural o SAP: medidas de austeridad severas diseñadas para asegurar que los países pobres en dificultades económicas sigan sirviendo a su enorme deuda externa. Los SAP se imponen a los gobiernos deudores como condición para los préstamos de rescate. Para recaudar suficiente dinero para mantener sus pagos de intereses, los SAP generalmente requieren que los gobiernos:

  • Reduzcan los presupuestos para servicios públicos, incluidos los subsidios de salud, educación y alimentos.

  • Privaticen las empresas administradas por el gobierno y los servicios públicos, incluidos los hospitales (sobre la base de que las empresas privadas y competitivas son más rentables).

  • Orienten la producción de alimentos y bienes para la exportación en lugar del consumo local (para generar dólares para el servicio de la deuda externa, ya que la moneda local es inaceptable).

  • Devalúen la moneda local (para bajar los precios de los bienes de exportación y, por lo tanto, aumentar las ventas).

  • Precios locales libres mientras se congelan los salarios (para aumentar los márgenes de ganancia pagando menos a los trabajadores).

  • Proporcionen incentivos (como salarios bajos y desregulación o restricciones) para estimular la inversión extranjera, que se cree que impulsa la economía de un país pobre.

Se suponía que estos programas de ajuste estructural conducirían a la recuperación económica, y eventualmente se suponía que los beneficios llegarían a los pobres. Sin embargo, en la gran mayoría de los países donde se han implementado los SAP, el resultado ha sido el estancamiento económico, el desempleo masivo y el empeoramiento de la pobreza. En muchos seminarios en el Foro de ONG, representantes de países del Tercer Mundo explicaron en detalle desgarrador cómo el ajuste había afectado sus vidas: cómo las dificultades de la caída de los salarios y la pérdida de empleos combinados con el aumento de los costos de los servicios de salud y los alimentos habían traído hambre, desesperación, y con frecuencia la muerte, especialmente a mujeres y niños.

Los científicos sociales, a su vez, proporcionaron evidencia de cómo, en muchos países, los indicadores del bienestar de una sociedad, como la mortalidad infantil y las tasas de desnutrición, han dejado de mejorar, y en los países más pobres recientemente han ido a peor. Equipararon el resurgimiento actual de enfermedades como el cólera, la malaria y la tuberculosis con el aumento de la miseria y las reducciones en los servicios de salud pública causados ​​por el ajuste estructural.

El Banco Mundial y el FMI se esforzaron por contrarrestar estos argumentos, a menudo deformando los hechos para hacerlo. Como si la repetición constante fuera una forma de prueba, insistieron en que, en general, el estado del mundo y la humanidad están mejorando. Los portavoces del Banco presentaron gráficas elegantes que muestran cómo la salud, la educación y la esperanza de vida han mejorado en los últimos 50 años (desde el nacimiento de las instituciones de Bretton Woods). Pero no mencionaron que en la última década tales mejoras se han detenido y en varias naciones se han revertido.

Cuando se les presionó para que lo hicieran, el Banco Mundial y el FMI reconocen que sus reformas estructurales pueden haber traído algunas dificultades, pero argumentan que a la larga esto es para el bien común. Lo siguiente es de un folleto preparado por el FMI para la Cumbre Social, titulado Dimensiones sociales del diálogo de políticas del FMI:

“A corto plazo, las políticas de reforma pueden afectar a ciertos grupos pobres de varias maneras. La eliminación de los subsidios de precios generalizados a las necesidades básicas o la devaluación del tipo de cambio puede hacer que los ingresos reales de los consumidores domésticos, incluidos los pobres, disminuyan a corto plazo. Una reducción de los subsidios presupuestarios a las empresas estatales y su reestructuración [i.e. privatización], una reducción de la protección luego de la liberalización del comercio y una reducción del tamaño del gobierno puede resultar en la pérdida de empleos. En consecuencia, los programas respaldados por el FMI han tratado de incluir medidas de redes de seguridad social para mitigar los efectos adversos a corto plazo en los grupos de población vulnerables. . . "

En la cumbre, los críticos señalaron que para millones de los “grupos de población más vulnerables” (especialmente mujeres y niños), los “efectos adversos a corto plazo” significan hambre, enfermedad y muerte. Claramente, para aquellos que mueren por los efectos a corto plazo, los hipotéticos beneficios a largo plazo son poco ventajosos.

Redes de seguridad como reemplazo de los derechos humanos.

La promoción de las redes de seguridad forma parte del “Ajuste con rostro humano” promovido por UNICEF. Posteriormente fue utilizado por el Banco Mundial y también se incorporó a la Declaración oficial de la Cumbre Social.

Pero como suele ser el caso con las intervenciones del FMI y el Banco, las medidas que a primera vista parecen favorecer a los pobres a menudo ocultan una agenda oculta diseñada para beneficiar a los ricos a expensas de los pobres. Como ejemplo, la provisión de redes de seguridad para grupos de alto riesgo de hecho reemplaza los servicios públicos que solían ser universales. Así, las “redes de seguridad” forman un manto para los recortes en los servicios gubernamentales. Debido a que los esquemas de privatización y recuperación de costos colocan los servicios básicos fuera del alcance del sector más necesitado de la población, se crean redes de seguridad (en forma de servicios gubernamentales selectivos subfinanciados asistidos por ONG) para aquellos cuya situación es muy desesperada.

Por lo tanto, las redes de seguridad forman parte de una estrategia socialmente regresiva que traslada los costos de los servicios esenciales a los que menos pueden pagarlos. En muchos países, estas redes de seguridad están reemplazando servicios más integrales y universales que antes estaban cubiertos por impuestos progresivos (lo que significa que aquellos que tienen más dan más para ayudar a satisfacer las necesidades de los que tienen menos). Al adoptar políticas tan astutas y regresivas, junto con todo el paquete de “modernización” de la economía global amigable con las grandes empresas, la Cumbre Social proporciona un sello de aprobación y “responsabilidad social” a las políticas poco saludables de Instituciones financieras internacionales y empresas multinacionales que representa.

A pesar de los reclamos de las instituciones financieras, la globalización de la economía en formas que favorecen a los ricos ha contribuido indudablemente a la pobreza mundial. Como señaló Xabier Gorostiaga, un sacerdote jesuita y orador principal de México, el 20% más rico de la población mundial ahora acumula el 85% de las ganancias mundiales, frente al 70% en 1960. Hoy los 358 multimillonarios del mundo controlan tanta riqueza como la de los 2 mil millones de personas más pobres, más de un tercio de la población mundial. Esta brecha cada vez mayor entre ricos y pobres se debe a lo que el Dr. N. H. Antia, un activista de salud de la India y miembro de la IPHC, llama “desarrollo centrado en la codicia”. Esto lo distingue del “desarrollo centrado en la necesidad”, que es hacia lo que debemos trabajar. Desafortunadamente, la Declaración oficial de la Cumbre juega en manos de los potentados de la codicia

Una declaración alternativa

No dispuestos a respaldar la Declaración oficial de la Cumbre Social, los participantes en el Foro de ONG redactaron y respaldaron la Declaración alternativa de Copenhague, que describe un modelo de desarrollo basado en la equidad y una respuesta a las necesidades básicas de todas las personas. Si los gobiernos, las instituciones financieras y las Naciones Unidas del mundo siguieran las pautas establecidas en este documento, se podrían dar grandes pasos para reducir la pobreza, restaurar la paz y preservar el medio ambiente global.

Sin embargo, a falta de un levantamiento global, es probable que la declaración alternativa tenga poco impacto. Aquellos de nosotros que firmamos el documento sabemos que ponerlo en práctica será una batalla cuesta arriba. Es improbable que las alternativas más equitativas que recomienda sean atendidas por aquellos en posiciones de riqueza y poder. Para que se produzca un cambio social, debe estar encabezado por una creciente coalición global de organizaciones populares, ONG y grupos de base. El foro de ONG y la Declaración Alternativa de Copenhague son pasos importantes en esa dirección.

Será más fuerte si la Declaración alternativa de Copenhague tiene una base más amplia de apoyo. Lo hemos impreso en este Boletín y ahora también está en la red de correo electrónico. Todavía se buscan respaldos por parte de las ONG, los grupos de base y las redes. Se habla de una Cumbre de los Pueblos genuina en 1996. En última instancia, la coalición mundial necesita crecer hasta que los gobiernos, las grandes empresas y las instituciones financieras se vuelvan más democráticos y responsables, no solo ante sus accionistas, sino también ante la humanidad.

Si su organización o red desea agregar su nombre a quienes respaldan la Declaración Alternativa de Copenhague, contáctenos.

LA DECLARACIÓN ALTERNATIVA DE COPENHAGUE

(borrador final, 8 de marzo de 1995) Esta Declaración se basa en los esfuerzos que emanan del Grupo de Desarrollo de las ONG durante las reuniones preparatorias de la Cumbre Social, la Declaración del Fiordo de Oslo y otras iniciativas nacionales e internacionales de ciudadanos.

Nosotros, los representantes de los movimientos sociales, las ONG y los grupos de ciudadanos que participamos en el Foro de ONG durante la Cumbre Mundial para el Desarrollo Social (CMDS), compartimos una visión común de un mundo que reconoce su unidad e interdependencia esenciales al tiempo que abraza por completo la diversidad humana en todas sus manifestaciones raciales, étnicas, culturales y religiosas; donde la justicia y la equidad para todos sus habitantes es la primera prioridad en todos los esfuerzos y empresas y en el que los principios de democracia y participación popular se mantienen universalmente, de modo que la creación soñada durante mucho tiempo de una sociedad pacífica, cooperativa y la civilización sostenible por fin puede hacerse posible.

En este contexto, esperábamos que la Cumbre Social abordaría las causas estructurales de la pobreza, el desempleo y la desintegración social, así como la degradación ambiental, y colocaría a las personas en el centro del proceso de desarrollo. Estos incluyen no solo causas económicas, políticas y sociales, sino también las estructuras culturales de la inequidad de género.

Si bien se logró cierto progreso al colocar temas críticos sobre la mesa durante el proceso de negociación de la Cumbre, creemos que el marco económico adoptado en los borradores de documentos está en contradicción básica con los objetivos del desarrollo social equitativo y sostenible. El exceso de confianza que los documentos depositan en “fuerzas abiertas de libre mercado” inexplicables como base para organizar las economías nacionales e internacionales agrava, en lugar de aliviar, las actuales crisis sociales mundiales. Esta falsa premisa amenaza la realización de los objetivos establecidos de la Cumbre Social.

El sistema neoliberal dominante como modelo universal para el desarrollo ha fallado. La carga actual de la deuda de docenas de países es insostenible, ya que se les están agotando los recursos que necesitan para generar el desarrollo económico y social. Los programas de ajuste estructural impuestos por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial han socavado constantemente el progreso económico y social al suprimir los salarios, socavando las contribuciones y el sustento de los pequeños productores, y colocando los servicios sociales, en particular la atención médica y la educación, fuera del alcance de los pobres. Al desmantelar los servicios estatales básicos, estos programas han trasladado una carga aún mayor a las mujeres, que se preocupan por la nutrición, la salud, el bienestar y la armonía de la familia, así como las relaciones con la comunidad. Al promover la rápida exportación de recursos naturales, desregular la economía y empujar a un número creciente de personas pobres a tierras marginales, el ajuste ha contribuido al proceso de degradación ecológica.

Este sistema también ha resultado en una concentración aún mayor de poder y control económico, político, tecnológico e institucional sobre los alimentos y otros recursos críticos en manos de relativamente pocas corporaciones transnacionales e instituciones financieras. Un sistema que coloca el crecimiento por encima de todos los demás objetivos, incluido el bienestar humano, destruye las economías en lugar de regenerarlas, explotando el tiempo, el trabajo y la sexualidad de las mujeres. Crea incentivos para que el capital externalice los costos sociales y ambientales. Genera un crecimiento sin empleo, deroga los derechos de los trabajadores, socava el papel de los sindicatos. En el proceso, el sistema impone una carga desproporcionada a las mujeres y pone en peligro su salud y bienestar y, en consecuencia, el de quienes están bajo su cuidado. Finalmente, conduce a una distribución desigual en el uso de los recursos entre y dentro de los países y genera apartheid social, alienta el racismo, la lucha civil y la guerra, y socava los derechos de las mujeres y los pueblos indígenas.

Es por estas razones que tampoco podemos aceptar el respaldo de los documentos oficiales del nuevo orden comercial tal como se define en el Acta Final de la Ronda Uruguay y los Artículos de Acuerdo sobre el establecimiento de la Organización Mundial del Comercio. Los documentos no consideran que la liberalización del comercio a través del Acuerdo General sobre Comercio y Aranceles (GATT) y la OMC crea más perdedores que ganadores y que los impactos negativos serán desastrosos para los pobres y trabajadores en general de todos los países. Los intereses de los productores locales, en particular, se ven minados en las áreas de inversión extranjera, biodiversidad; y derechos de propiedad intelectual.

Rechazamos la noción de reducir la política social en los países en desarrollo a una “red de seguridad social”, presentada como el “rostro humano” de las políticas de ajuste estructural en los documentos de la CMDS. Esta propuesta se basa en la retirada del Estado de una de sus responsabilidades fundamentales. La reducción de los gastos sociales en el Norte como un medio para reducir el déficit presupuestario también ha socavado muchos de los logros del estado de bienestar.

El desarrollo social solo puede lograrse si se cumplen todos los derechos humanos (civiles, políticos, sociales y culturales) de todos los individuos y pueblos. Creemos que los documentos de la Cumbre no reconocen adecuadamente la primacía de los derechos humanos como un requisito previo para un desarrollo social participativo y significativo para todos los sectores de la sociedad, especialmente para los niños y grupos marginados como las personas con discapacidad, indígenas personas, personas en territorios ocupados, refugiados y desplazados. Tampoco nota cómo la antidemocrática naturaleza de los programas de ajuste estructural socava los derechos de los ciudadanos y a menudo conduce a su represión. Además, los esfuerzos realizados en la Cumbre Social para revertir los acuerdos alcanzados en Viena y El Cairo en relación con los derechos de las mujeres representan un debilitamiento adicional de las posibilidades del tipo de cambios fundamentales necesarios para la creación de sociedades justas.

Finalmente, observamos que la militarización crea un enorme desperdicio de recursos humanos, naturales y financieros. Causa una mayor desigualdad y pobreza, violaciones políticas y sociales contra las mujeres y conflictos violentos que se suman al creciente número de muertos en el mundo y al creciente número de refugiados y personas desplazadas.

Al rechazar el modelo económico global prevaleciente, no sugerimos la imposición de otro modelo universal. Más bien, se trata de innovar e idear respuestas locales a las necesidades de la comunidad, promover las habilidades y la energía de las mujeres en plena igualdad con los hombres, y beneficiarse de tradiciones valiosas, así como de nuevas tecnologías.

The Conditions Required to Realize the Alternative Vision of Development

En vista de lo anterior, consideramos que las siguientes condiciones deben cumplirse a nivel doméstico, comunitario, nacional e internacional para realizar esta visión alternativa de desarrollo:

A NIVEL DEL HOGAR:

  • La nueva visión del desarrollo requiere la transformación de las relaciones de género, en las cuales las mujeres son participantes iguales en el proceso de toma de decisiones.

  • Las mujeres y los hombres deben compartir la responsabilidad del cuidado de los niños, los ancianos y las personas con discapacidad.

  • No se debe tolerar la violencia doméstica en ninguna de sus formas.

  • Las mujeres deben tener garantizada la elección sexual y reproductiva y la salud.

  • Los derechos del niño deben ser respetados y mejorados.

A NIVEL COMUNITARIO:

  • Las claves para un desarrollo efectivo son la equidad, la participación, la autosuficiencia, la sostenibilidad y un enfoque holístico de la vida comunitaria.

  • Se debe restaurar la capacidad de las comunidades para proteger su propia base de recursos.

  • Las decisiones gubernamentales e intergubernamentales deben basarse en la plena participación de los movimientos sociales, las organizaciones de ciudadanos y las comunidades en todas las etapas del proceso de desarrollo, prestando especial atención a la participación equitativa de las mujeres.

  • Las comunidades deben obtener el control sobre las actividades de todas las empresas que afectan su bienestar, incluidas las empresas transnacionales.

  • Se debe fomentar el empoderamiento político, social y económico de la juventud, especialmente de las mujeres jóvenes.

A NIVEL NACIONAL:

  • Se deben eliminar todas las formas de opresión basadas en género, raza, etnia, clase, edad, discapacidad y religión.

  • Los gobiernos deben garantizar la participación plena e igualitaria de la sociedad civil en los procesos de formulación de políticas económicas y otros procesos de toma de decisiones, implementación y monitoreo.

  • La educación debe ser otorgada como el instrumento principal para empoderar a los jóvenes a tomar el lugar que les corresponde en la sociedad, permitiéndoles tomar el control de sus vidas. Se debe promover la educación no formal, aprovechando las experiencias y habilidades de personas no especializadas.

  • Los gobiernos deben garantizar la participación plena e igualitaria de las mujeres en las estructuras de poder y la toma de decisiones a todos los niveles.

  • Los sistemas nacionales de contabilidad deberían revisarse para incorporar el trabajo no remunerado de las mujeres.

  • Los gobiernos deben comprometerse a desarrollar estrategias nacionales y planes de implementación para cumplir con sus responsabilidades bajo los pactos de Derechos Humanos. Deben informar regularmente sobre su progreso, en particular sus esfuerzos en relación con el acceso de los grupos marginados a los procedimientos legales. Los gobiernos que no han ratificado la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (WEDAW) deberían hacerlo. Los gobiernos deberían trabajar para la aprobación del Proyecto de Declaración sobre los Derechos Universales de los Pueblos Indígenas en las Naciones Unidas.

  • El reconocimiento y el respeto de los derechos territoriales ancestrales de los pueblos indígenas y su derecho a la libre determinación es un imperativo para garantizar su existencia como pueblos y culturas. Los territorios que todavía están colonizados también deberían tener derecho a la soberanía y la autodeterminación.

  • Los gobiernos deben hacer de la reforma agraria la base de economías rurales sostenibles y garantizar el acceso a crédito asequible para los pobres sin discriminación por motivos de género, raza y origen étnico para que las personas puedan crear su propio empleo y construir sus propias comunidades.

  • Los gobiernos deberían desarrollar programas de empleo sostenibles, en plena consulta con los sindicatos y las organizaciones de empleadores.

  • Los gobiernos de los países industrializados deberían reducir la demanda desproporcionadamente grande de sus países sobre los recursos naturales disponibles mediante la implementación de la combinación adecuada de incentivos, reformas fiscales ecológicas, regulaciones y sistemas de contabilidad ambiental para lograr patrones de producción y consumo sostenibles.

  • Los gobiernos del sur tienen derecho a proteger a sus personas de los efectos del comercio liberalizado y liberalizado, especialmente en áreas de seguridad alimentaria y producción nacional. Además, deberían poder regular el mercado y tomar medidas fiscales o legales con el fin de combatir las desigualdades entre sus pueblos. África debería recibir un trato preferencial a este respecto.

  • Los gobiernos deberían comprometerse a reducir los gastos militares para que no excedan los gastos en atención médica y educación y aumentar la conversión de los recursos militares a fines pacíficos. Este “dividendo de la paz” debería distribuirse equitativamente entre un fondo de desmilitarización nacional y global para el desarrollo social. Debería haber una conversión de la economía militar a una economía civil.

A NIVEL INTERNACIONAL:

  • Una nueva asociación en las relaciones Sur-Norte requiere colocar las culturas, las opciones de desarrollo y las estrategias a largo plazo de los países en desarrollo primero, y no las del Norte.

  • Debe reconocerse que la diversidad cultural es la fuente principal de nuevas fuerzas, nuevos actores, nuevos sistemas sociales y desarrollo sostenible, creando una globalización alternativa desde abajo.

  • Debería haber una cancelación inmediata de las deudas bilaterales, multilaterales y comerciales de los países en desarrollo sin la imposición de condiciones de ajuste estructural. A largo plazo, la comunidad internacional debería institucionalizar términos de intercambio equitativos.

  • Los préstamos basados en políticas y la interferencia del Banco Mundial y el FMI en los asuntos internos de los estados soberanos deben suspenderse.

  • Las instituciones de Bretton Woods deben ser transparentes y responsables ante la sociedad civil tanto en el sur como en el norte. Sus políticas y programas deben centrarse en las personas; y debe garantizarse la participación de los movimientos sociales y las organizaciones de ciudadanos en todas las etapas de la negociación de los acuerdos, la implementación y el monitoreo del proyecto.

  • La política macroeconómica global debería abordar la estructura de la pobreza y estimular los niveles de poder adquisitivo real. Una política macroeconómica alternativa tendrá que abordar de manera significativa la distribución del ingreso y la riqueza, tanto entre los países como dentro de ellos, lo que conducirá a una democratización del consumo. Esta política requeriría frenar las lujosas economías de bienes de lujo y redirigir los recursos hacia la producción de bienes de consumo y servicios sociales esenciales.

  • La producción y el consumo mundiales deben mantenerse dentro de los límites de la capacidad de carga de la tierra. La regulación política es obligatoria para evitar que el sistema de mercado global continúe recompensando comportamientos irresponsables que no importan para el hogar, la comunidad, la nación y la humanidad.

  • Deben establecerse instituciones reguladoras e instrumentos de gobierno y leyes que sean verdaderamente democráticos y exigibles para prohibir las estructuras y el comportamiento monopolísticos y garantizar que las corporaciones transnacionales y las instituciones financieras.

  • Las instituciones financieras respetan los derechos fundamentales de todas las personas. Para que esto sea posible, las TNC deben reducirse de tamaño. Se debe reanudar urgentemente el trabajo para completar el Código de conducta para las empresas transnacionales.

  • Se debe establecer un organismo internacional independiente y un mecanismo de rendición de cuentas para monitorear, evaluar y regular de manera efectiva el comportamiento de las empresas transnacionales y su impacto en las naciones, comunidades, pueblos y el medio ambiente.

  • La comunidad internacional debe hacer cumplir la aplicación de un impuesto sobre todas las transacciones especulativas de cambio de divisas (impuesto Tobin) de aproximadamente 0.5%, cuyos ingresos deben ir a un fondo de desarrollo social global con mecanismos de control adecuados.

  • Se debe instalar en el sistema de la ONU maquinaria internacional efectiva para promover las energías renovables.

  • Las organizaciones regionales e internacionales deben alentar la diplomacia, las negociaciones pacíficas y la mediación, y promover instituciones para la investigación y capacitación en resolución no violenta de conflictos.

  • En los 180 días transcurridos entre la Cumbre de Copenhague y la Conferencia de Beijing, exigimos una investigación y auditoría independientes del desempeño del Banco Mundial y el FMI. A raíz del colapso financiero en México, es esencial que la comunidad internacional evite futuros desastres que resulten de la negativa de las instituciones de Bretton Woods a apartarse de la agenda establecida por las comunidades financieras y corporativas, el Gobierno de los Estados Unidos y ministerios financieros del norte.

Las relaciones de poder existentes no permiten la realización de estos objetivos. Nosotros, representantes de la sociedad civil, hacemos un llamamiento a los gobiernos y a los líderes políticos para que reconozcan que el sistema existente ha abierto el abismo más peligroso en la historia de la humanidad entre una minoría próspera y consumidora y una mayoría empobrecida de la humanidad en el Sur y también, cada vez más, en el norte. Ninguna nación tan dramáticamente dividida ha permanecido estable; ninguna frontera o fuerza puede resistir la desesperación y el resentimiento que un sistema fallido ahora está generando activamente.

No tenemos mucho tiempo. Estamos a punto de dejar a nuestros hijos un mundo en el que nosotros mismos no desearíamos vivir. Pero sí encontramos una tremenda inspiración y esperanza en el hecho de que la comunidad global de ONG que participa en la Cumbre Social de una manera tan masiva puede forjar un entendimiento común y una estrategia para la mejora duradera de la humanidad y la naturaleza. Con una responsabilidad compartida, podemos extraer de la crisis actual la creatividad necesaria para hacer una comunidad mundial que realmente funcione. Este es nuestro compromiso común al salir de la Cumbre de Copenhague.

End Matter


Board of Directors
Allison Akana
Trude Bock
Roberto Fajardo
Barry Goldensohn
Bruce Hobson
Myra Polinger
David Werner
Jason Weston
International Advisory Board
Dwight Clark — Volunteers in Asia
Maya Escudero — USA/Philippines
David Sanders — South Africa
Mira Shiva — India
Michael Tan — Philippines
Pam Zinkin — England
Maria Zuniga — Nicaragua
This issue was created by:
Trude Bock — Editing and Production
Alicia Brelsford — Cover illustration
David Werner — Writing and Illustrating
Jason Weston — Writing and Layout